De Pascal o sobre las bondandes de la soledad

Toda la desdicha de los hombres se debe a una sola cosa:
no saber permanecer en reposo en una habitación.


Pensamientos, Blaise Pascal.


Esta cita ha estado corriendo por las redes y cobrando actualidad dado que estábamos confinados y no podíamos salir de casa.



Pascal afirma que el hombre busca distracción y ocio no porque este procure diversión o por la diversión en sí. Dice algo más profundo.


El hombre busca distraerse como huida de sí mismo. Huye de pensar en sí mismo y es eso lo que le divierte.


Por eso los hombres gustan tanto del ruido y de la agitación, por eso la cárcel es un suplicio tan horrible, por eso el placer de la soledad es algo que no se comprende (…)


Pascal sufrió un accidente que le hizo reflexionar sobre la vida y su sentido. Se hizo una persona más introspectiva y se dedicó más al conocimiento de su yo.


¿Y?


La escritura, su labor, enfrenta al escritor con su yo. Le sitúa muchas horas en reposo. El silencio se rompe con sus pensamientos más profundos.


Además de la labor terapéutica y de autoayuda de la escritura para todo aquel que la practica, en su propia actividad nos damos cuenta de que otros necesitan más ayuda aún que nosotros para soportarse. Ayuda para estar consigo mismos en una habitación.


He trabajado algunos libros de autoayuda y conozco algunas de las circunstancias de su nacimiento. Pascal me brinda otras. El placer de la soledad es algo que no se comprende, dice Pascal.


La autoayuda regala a quien logra hacer su recorrido, el placer de la soledad. Es por esto que me parece un género digno del mayor de los respetos.


Si escribes con este ambicioso fin, estos son mis servicios:


https://adriannaranjo.com/store